Adquirir departamentos en preventa, ¿te conviene o no?
20 de mayo 2019

La duda de muchas de las personas que deciden invertir en un departamento por primera vez es la siguiente: ¿es conveniente comprar departamentos en preventa? Para saber la respuesta a este enigma, se tienen que evaluar muchos factores que se pueden agrupar en: propios del comprador e inherentes al inmueble.

De acuerdo con Shay Rosenstein, Director de Ventas de la desarrolladora MIRA, para poder determinar si comprar un departamento en preventa es conveniente, primero se deben evaluar los factores que dependen completamente del comprador. Desde el tiempo con el que se cuenta para adquirir la propiedad hasta el monto con el que se cuenta para invertir en el inmueble.

“En primera instancia, la persona que está considerando comprar un departamento en preventa debe tener en mente que los departamentos que se ofrecen en preventa tardan aproximadamente de 2-4 años en entregarse. Aunque algunas desarrolladoras prometan menos tiempo de entrega, uno debe estar preparado para esperar un periodo de tiempo similar al que mencioné. Si este interfiere con los planes del individuo, es mejor opción para ella o él que busquen un crédito para adquirir un inmueble ya terminado. Si se trata de una compra para inversión, lo debemos dividir en dos partes: La primera sería invertir para rentar siendo muy importante para este caso tener en cuenta el tiempo de entrega para definir la cronología de retorno de inversión. La segunda es una inversión para lucrar de la reventa donde la compra de un inmueble en preventa es la mejor decisión por la baja inversión inicial que se realiza hasta la escrituración o tiempo de entrega siendo que este juega a favor en la evolución de la plusvalía”.

Shay también menciona que un factor propio del comprador y que es importante a considerar en las primeras etapas del proceso de compra, es el monto que puede invertir una persona, al momento de dar el enganche. Él afirma que si bien los departamentos en preventa suelen ser más accesibles que uno final, al que la plusvalía del edificio terminado sube un 25% aproximadamente, se debe poder solventar el costo restante del inmueble que varía normalmente entre 70% y 80%. Las preventas suelen aumentar el costo del inmueble mientras se aproxima la inauguración oficial del edificio.

Si se requiere solicitar un crédito para adquirir el departamento, uno debe considerar que se puede tardar de 3 a 6 meses en recibirlo.

Después de haber evaluado los factores propios del comprador, la persona debe revisar los temas inherentes al inmueble. Estos van relacionados con hacer una decisión inteligente de compra y requieren considerar la reputación de la constructora que está a cargo del proyecto y la zona donde se encuentra el edificio.

Para evitar adquirir problemas al comprar un departamento con el que se pueda perder el depósito o vivir entregas después del tiempo prometido, Shay Rosenstein, recomienda conocer el historial de la desarrolladora del proyecto y el predio. Es importante revisar el estatus del terreno frente a la Delegación o Municipio y la aceptación que mantiene con la Asociación Vecinal. El Registro Público de la Propiedad y el Comercio es una base en la que se puede revisar la situación del predio. Aunque es difícil saber con exactitud la opinión de los vecinos de la zona.

Finalmente, la persona tiene que hacer una predicción de cómo fluctuará la plusvalía de la zona. Esta información puede obtenerse de revisar la demanda ocasional de inmuebles por causa de la demografía laboral en la zona, el número y tipo de inmuebles que se están construyendo en la colonia, la obra pública que se está desarrollando en la misma y finalmente revisar el aumento de los precios en la zona. Para esto último, la recomendación es revisar un portal de ventas y evaluar el costo de los nuevos y viejos departamentos.

Sobre NEUCHÂTEL CUADRANTE POLANCO

NEUCHÂTEL CUADRANTE POLANCO es un proyecto de MIRA, compañía de bienes raíces enfocada en el desarrollo de comunidades urbanas de usos mixtos en México. Esta moderna propuesta se sitúa en uno de los corredores comerciales, culturales y corporativos más importantes de la Ciudad de México, en Nuevo Polanco, y prevé un complejo de célula urbana o cuadrante que posea todos los servicios necesarios para que sus usuarios tengan la mejor calidad de vida.