Camina y reenamórate de la ciudad
03 de junio 2019

El ritmo de vida de las grandes ciudades es tan complejo y dinámico que llega a imponer decisiones en nuestro día a día sin que nos demos cuenta. Una de estas aparentes imposiciones, es la del uso forzoso del vehículo para llegar a cualquier lugar.

Lo usamos principalmente para llegar a la oficina, pero también nos lleva al cine, a la primaria, al restaurante etc. La distancia nos hace dependientes de nuestros vehículos y en consecuencia del tráfico y ajetreo de la ciudad.

Pero cuando quitas la distancia de la ecuación, se hace visible una nueva oportunidad que rompe con varios hábitos negativos, el caminar.

Caminar al trabajo puede parecer un hábito sencillo, pero las implicaciones que ofrece a tu estilo de vida son increíbles y aquí te contamos algunas:

  • Prevención de la obesidad – El ejercicio de bajo impacto que te ofrece una caminata corta, pero constante, es sumamente importante para equilibrar el sedentarismo característico de los citadinos.
  • Reducción del colesterol – Cuando el caminar se convierte en parte de tu vida, está comprobado que puedes quemar hasta 300 calorías al día, reduciendo de esta forma el colesterol malo y aumentando los niveles del bueno.
  • Reducción de la fatiga – Está comprobado que el hábito constante de caminar puede reducir la fatiga de personas hasta en un 65%, ¡más de la mitad!
  • Finalmente, y no por eso menos importante, mejora el estado de ánimo  – Una caminata de 30 minutos al día libera endorfinas que favorece el incremente de felicidad y el buen humor.

Es así que por todo esto y más, sin duda alguna caminar al trabajo es un excelente opción, ¿y tú qué haces para mejorar tu calidad de vida todos los días?